Hipotecas

Sevilla: José Garrido casi sale a hombros

18 de abril de 2018 | Toros | patiodecuadrillas.com

Corta una oreja y da una vuelta al ruedo, Juan Bautista y López Simón se fueron de vacío

José Garrido hizo lo más destacado en la décima del abono sevillano. El torero estuvo muy por encima de su lote, haciendo méritos en ambos para el triunfo. Solo lo logró en el sexto después de una faena meritoria, ya que en su primero la presidenta no le concedió el premio que muchos pidieron, dando el torero una vuelta al ruedo. Sus compañeros de cartel, Juan Bautista y López Simón, no lograron sumarse al triunfo.

Se lidiaron toros de El Pilar, cuarto y quinto sobreros del mismo hierro, bien presentados. Destacó el tercero.

Juan Bautista, silencio y silencio.
López Simón, silencio y silencio.
José Garrido, vuelta tras petición y aviso y oreja.

Saludaron en banderillas Yelco Álvarez y Jesús Arruga en el segundo, Antonio Chacón en el tercero y Vicente Osuna en el quinto.

El primero estuvo justo de fuerza de salida. Juan Bautista se lució en un quite por chicuelinas después del primer puyazo. En la muleta afianzó al toro llevándolo a media altura en las primeras series tanto con la derecha como al natural. Ligó con oficio pero no logró calentar el ambiente por la sosa embestida de su oponente. Logró los mejores momentos con la mano zurda y no estuvo acertado con la espada. Silencio.

El cuarto de la tarde fue devuelto por la presidenta y en su lugar salió un sobrero de 592 kilos. Bautista lo intentó por ambos pitones pero no logró conectar ni llegar arriba. No hubo el necesario acoplamiento entre toro y torero y la faena no trascendió.

Lopez Simón tampoco logró subir el tono ambiental en el segundo, con un toro que se movió pero que se defendía con brusquedad en el remate de los muletazos. Tampoco se empleó el de El Pilar y por el eso la faena no pudo romper por mucho que lo intentó el madrileño. Mató al segundo intento y fue silenciado.

El quinto fue devuelto a corrales y el sobrero demostró mansedumbre en los primeros tercios. En banderillas cogió a Vicente Osuna, que se levantó y volvió a parear, siendo ovacionado y obligado a desmonterarse. En la muleta rompió a embestir y López Simón lo templó en una primera serie diestra. Cambió a la zurda y el toro no respondió. Poco más le quedó al de El Pilar y López Simón se fue a por la espada.

Garrido recibió con lances ganando terreno al tercero de la tarde, abrochando con media en el centro del ruedo. También se lució en el quite por chicuelinas que hizo después del segundo puyazo. Brilló con los palos Antonio Chacón, que se desmonteró, y Garrido comenzó bien la faena ligando una buena serie con la derecha. El de El Pilar tuvo calidad y Garrido lo aprovechó en las primeras series, haciendo despertar a la plaza. Logró ligar series con temple con la derecha e intercaló una mejor al natural. Volvió a la derecha para apurar a un toro que fue un buen colaborador. Mató de estocada algo trasera y el toro tardó en caer, soñando un aviso. A pesar de ello se pidió la oreja que el palco no concedió.

Garrido toreó con firmeza de capa al sexto y con la muleta comenzó limando asperezas de un animal muy brusco y complicado al que logró templar al natural a base de tragarle. De nuevo mostró gran disposición y se entregó, sacando partido también con la derecha en una serie de mucho mérito. Se adornó con dos molinetes de rodillas y siguió con la derecha hasta exprimir al toro. Concluyó su meritoria faena con buenos muletazos zurdos antes de matar de estocada algo defectuosa que esta vez no fue impedimento para tocar pelo.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación