Sevilla: Diego Urdiales da una vuelta al ruedo en la octava de abono

6 de mayo de 2019 | Toros | patiodecuadrillas.com

El riojano protagonizó los mejores pasajes toreros de la tarde en el segundo, mientras que Manzanares compuso una faena interesante en el sexto

Diego Urdiales estuvo muy cerca del triunfo en la octava corrida del abono sevillano. Su faena al segundo de la tarde tuvo momentos de gran calidad y torería y solo la espada le apartó de cortar una oreja con fuerza. También pudo puntuar Manzanares en el sexto, al que compuso una faena interesante con buenas tandas por ambos pitones. También le falló el acero. Morante, por su parte, no tuvo toros demasiado aptos, haciendo en ambos un esfuerzo por agradar y dejando momentos con su peculiar torería.

Se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq -el cuarto sobrero-, bien presentados. Colaboraron más segundo y sexto.

Morante de la Puebla, silencio y ovación tras aviso.
Diego Urdiales, vuelta y silencio tras aviso.
José Mari Manzanares, silencio y ovación.

Lleno de 'no hay billetes'.
Saludaron Víctor H. Saugar 'Pirri', Jesús González 'Suso' y Daniel Duarte. A caballo destacó Pedro Morales 'Chocolate'.

Morante de la Puebla se gustó en el recibo de capote al primero, sobresaliendo las dos medias de remate. El toro fue medido en el caballo y Morante comenzó con suavidad y torería la faena. En la primera serie con la derecha dejó un muletazo excelente. En la siguiente el toro se defendió más y terminó parado, limitando la faena. Pinchazo y estocada, silencio.

El cuarto de la tarde fue un sobrero que salió muy suelto y distraído. Morante lo buscó y le dejó algunos lances de calidad rematados con un bonito recorte a una mano. El toro fue protestado por falta de fuerza pero aguantó y embistió en un par de series. El de La Puebla corrió la mano al natural aprovechando muy bien a su oponente. Morante quiso mucho y dio muletazos de mucho mérito en un terreno muy cercano a chiqueros. Terminó con ayudados por alto y pinchó.

Diego Urdiales provocó sonoros oles en el recibo de capa al segundo, en el que se meció a la verónica. También se lució en el quite. El picador midió la fuerza del toro. Urdiales dio tiempo al su oponente en el inicio de faena y aprovechó algunas embestidas para correr la mano muy bien con la derecha. Fue una pena que el de Juan Pedro no tuviera más fuerza, pero con suavidad el riojano supo sacarle partido y dejó ver la calidad de su toreo. Avanzada la faena dejó un ramillete de naturales de gran empaque que fueron lo mejor de una faena pausada que también tuvo una excelente serie con la derecha y un sevillano final a pies juntos. Lástima que la espada cayera desprendida porque perdió un claro triunfo.

En el cuarto no pudo brillar con la capa. El toro se movió en los primeros tercios y llegó algo áspero a la muleta, doblándose con él para ahormarlo. El de Juan Pedro embistió con brío en la primera serie y Urdiales ligó. Las series con la derecha no pudieron ser redondas y mejoró al natural, pero sin poder componer faena. Insistió demasiado con un toro bastante a contraestilo.

Manzanares no pudo lucirse con el capote en el tercero. El toro dio un susto en banderillas a Suso, que después puso un gran par y saludó. Con la muleta sobresalió en la primera serie al natural con un animal que se apagó muy pronto, limitando la labor del torero. Insistió el alicantino hasta apurar las últimas embestidas.

En el sexto se lució a caballo Chocolate y saludó Daniel Duarte en banderillas. Manzanares fue haciendo al toro a base de temple y ya en la segunda serie diestra se gustó, sonando la música. Poco a poco fue construyendo una faena interesante con series buenas por ambos pitones. Compuso un trasteo de triunfo que emborronó con un pinchazo previo a la estocada. Fue ovacionado.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación