Hipotecas

Málaga: Juan José Padilla corta una oreja en su despedida

17 de agosto de 2018 | Toros | patiodecuadrillas.com

Fortes roza el triunfo y Talavante estuvo muy mal con la espada

Juan José Padilla triunfó en la tarde de su despedida de la Plaza de Málaga. Cortó una oreja en el cuarto, que pudieron ser dos de no negarse el palco a conceder a segunda. El jerezano puso entrega durante toda su actuación, mientras que Fortes toreó con calidad en sus dos toros, rozando también el triunfo en ambos. Al final dio dos vueltas al ruedo. El peor parado fue Talavante, que no tuvo suerte con su lote y estuvo muy mal con la espada.

Se lidiaron seis toros de Nuñez del Cuvillo, bien presentados. Destacaron primero, tercero y cuarto.

Juan José Padilla, vuelta al ruedo tras aviso y oreja con petición de la segunda y dos vueltas al ruedo.
Talavante, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos.
Fortes, vuelta al ruedo y vuelta al ruedo.

Saludó en banderillas Juan José Trujillo.

Juan José Padilla, que fue recibido con una fuerte ovación por el público de la Malagueta al ser la de hoy su última tarde en esta plaza, dio lances estimables en el recibo de capa al primero. Sacó el toro a los medios doblándose y ligó con la derecha dos series que entonaron el ambiente. Con la izquierda llegaron los mejores momentos de la faena en dos series templadas. Terminó con manoletinas y desplantes de rodillas y mató de pinchazo y estocada. El puntillero levantó al toro y le privó del triunfo. Dio la vuelta al ruedo.

Al cuarto lo recibió con largas cambiadas en el tercio y se lució en banderillas, destacando el último par al violín. Comenzó de forma vibrante la faena, de rodillas y poniendo toda la carne en el asador. Las siguientes series con la derecha fueron ligadas y tuvieron compostura. Bajó algo la intensidad con la zurda y recuperó el tono de nuevo con la derecha. Desplantes finales le sirvieron para calentar antes de volcarse en la estocada. El público pidió con fuerza las dos orejas, pero el palco redujo el premio a una sola. Padilla tuvo que dar dos vueltas al ruedo.

Talavante recibió al segundo con un farol y algunos lances sueltos. Con la muleta se llevó una seria colada nada más iniciar faena con la derecha. Cambió a la zurda y templó a un animal al que le costaba romper de verdad. De este modo logró hilvanar un par de series al natural en las que hubo compostura y buen trazo. Estuvo mal con la espada.

Brindó al público su faena al quinto y comenzó ligando con facilidad series por ambos pitones, con mayor brillantez por el lado derecho. El toro se vino a menos y el torero estuvo por encima en todo momento pero sin poder emocionar al tendido. De nuevo falló reiteradamente con la espada y provocó el enfado del público.

Muy bien Fortes con el capote en el tercero, primero a la verónica y después intercalando chicuelinas. Cerró con media de rodillas. También bordó el toreo a la verónica en el quite y comenzó la faena toreando muy templado en redondo de rodillas en los medios. Con la derecha imprimió calidad a las series que siguieron. También al natural firmó buenos momentos. En el tramo final de faena dio un circular completo con la zurda antes de adornarse con torería por abajo. Falló con la espada, siendo tropezado -sin consecuencias- en el primer encuentro. Esto le privó del triunfo.

Fortes volvió a brillar con el capote tanto en las verónicas iniciales como en el templado galleo por chicuelinas con el que puso al sexto en suerte. Después quitó muy bien por delantales. El toro se rajó ya en el tercio de banderillas, pero el malagueño supo sujetarlo dejando la muleta puesta y así ligó dos series buenas con la derecha. Supo aprovechar la posterior huida del toro para arrancarle pases pegado a las tablas y sumó méritos para tocar pelo, pero la espada jugó una mala pasada y se tuvo que conformar con la vuelta al ruedo.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación