Hipotecas

Málaga: Diego Ventura corta una oreja

16 de agosto de 2018 | Toros | patiodecuadrillas.com

Enrique Ponce también roza el triunfo

Diego Ventura cortó la única oreja de la tarde hoy en la Feria Taurina de Málaga, premio que pudo multiplicar en el segundo de su lote si no falla con el acero. También la espada apartó del triunfo a Ponce, que se entregó toda la tarde, destacando la importante faena que hizo al quinto. El Juli quedó inédito en sus dos toros, animales con complicaciones que no permitieron el lucimiento del madrileño.

Se lidiaron dos toros para rejones de Guiomar, y dos de El Vellosino y dos de La Palmosilla para lidia a pie, de escaso juego en líneas generales.

Diego Ventura, oreja y ovación tras petición.
Enrique Ponce, ovación y ovación tras petición.
El Juli, silencio y silencio tras aviso.

La tarde comenzó con la entrega del Capote de Paseo a Enrique Ponce como autor de la mejor faena de la Feria de Málaga 2017 de manos del alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre.

El primero de rejones salió dormido y Ventura clavó un solo rejón de castigo. En banderillas toreó templado con Nazarí en galopadas de costado que encelaron al toro. Puso tres palos y cambió a Lío, con el que clavó al quiebro de forma espectacular. Concluyó con Remate poniendo banderillas al violín. Mató de rejón desprendido y cortó la primera oreja de la tarde.

Ventura recibió al cuarto con la garrocha en la puerta chiqueros, pero el toro salió suelto y deslució la suerte. En banderillas comenzó con Fino encelando al toro en galopadas de costado y metiéndose por dentro en ajustados recortes. Lo hizo todo Ventura clavando tres banderillas de mucho mérito. Remató la faena con Bronce, enardeció con las levadas de Quilla y puso la plaza en pie con Dólar clavando un par a dos manos sin cabezada. Tenía un importante triunfo en la mano pero lo perdió con el acero, teniendo que descabellar varias veces pie a tierra.

Ponce primero fijó en el capote al toro de El Vellosino, segundo de la tarde, y después se templó a la verónica, cerrando con una buena media. El toro recibió contundente castigo en la primera vara y quedó soso y algo rajado para la muleta. El valenciano brindó a Estrella Morente y Javier Conde y ligó con naturalidad y facilidad la primera serie. En la segunda se gustó más, con verticalidad y temple. El toro tendía a claudicar, por lo que Ponce aplicó suavidad. Hubo un desarme inoportuno que rompió el ritmo de faena pero Ponce volvió a templarse al natural en una serie completa muy bien rematada. Apuró las últimas embestidas con derechazos largos y mató de metisaca, pinchazo en una banderilla y estocada baja.

Ponce dio algunos lances al quinto, un toro de La Palmosilla que fue bien picado por Jose Palomares. Brindó al público y empezó a ligar a pesar de que el toro no humillaba. No le ayudó el de Palmosilla pero el torero terminó por imponerse y meterlo en la muleta en una labor de esfuerzo que tuvo mucha importancia. A base de dejarle el engaño en la cara ligó series de mérito pegado a las tablas que calentaron los tendidos. Solo el fallo con la espada le privó de un triunfo merecido.

El tercero, de La Palmosilla no se empleó en el capote y El Juli no pudo lucirse en este tercio. Comenzó la faena doblándose con mando y el toro embistió sin entrega y mal estilo en la muleta. Juli lo probó por ambos pitones sin poder ofrecer nada lucido al público malagueño. No estuvo fino con los aceros.

El último de la tarde apretó al Juli de salida poniéndolo en apuros hasta el punto de que tuvo que tomar el olivo. A la muleta llegó este toro embistiendo descompuesto por el lado derecho y acordándose por el izquierdo. El Juli lo intentó pero no pudo lograr nada destacado, provocando el enfado del público.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación