Hipotecas

Florin Andone debuta en Belfast con la selección absoluta de Rumanía

14 de junio de 2015 | | José Manuel Serrano

Pese a los problemas físicos que arrastraba, el delantero blanquiverde tuvo unos minutos en el empate ante Irlanda del Norte. Gran progresión la del joven que ya es internacional.

La historia de Florin Andone es una de esas que merece la pena ser contada. Un joven cuyo único deseo era jugar al fútbol y lo dio todo por hacerse un hueco en este duro deporte ha pasado en poco más de un año de jugar en Segunda División “B” a debutar en Primera División y con la selección de su país. Quién le iba a decir al atacante que cuando en el verano pasado dejó el Villarreal para recalar en el Córdoba su vida cambiaría de esta manera. En principio vino a la ciudad califal para el filial, pero empezó a contar con la confianza de Djukic hasta que se hizo un fijo en el once blanquiverde. Ayer, con el nueve a la espalda de Rumanía, saltó al terreno de juego del Windsor Park de Belfast para escribir una brillante página en su carrera deportiva.

 


Natural de Botosani, Andone destacó en el levante español tanto en el Vinarós como en el Castellón y de ahí firmó por los groguets. Una productiva cesión en el Atlético Baleares le valió para destacar en la división de bronce hispana y conseguir en muy poco tiempo excelentes resultados. La humildad y carácter ganador del ariete se demostraron tanto dentro como fuera del campo y sus palabras al término de algún encuentro de la desastrosa segunda vuelta del Córdoba en la Liga BBVA corrieron como la pólvora en los medios nacionales. Pero, sin lugar a dudas, su mejor carta de presentación reside en sus goles y en la pelea constante que lo convierten en un auténtico seguro.


El seleccionador rumano, Anghel Iordanuesco, decidió que su rendimiento en el conjunto andaluz merecía la recompensa de ser llamado con su nación para jugar los encuentros clasificatorios para la Eurocopa 2016. En marzo recibió la noticia su convocatoria para medirse a Islas Feroe aunque no llegó a salir al terreno de juego. Una nueva oportunidad le llegó ante Irlanda del Norte en la jornada de ayer y por fin se produjo lo que todos esperaban. Los problemas físicos que arrastraba desde hacía días y que hicieron temer por una lesión de gravedad quedaron simplemente en un susto y pudo tener unos minutos en el empate a cero final. El Córdoba lo felicitó inmediatamente a través de las redes sociales en una nueva muestra de la buena comunicación que está ejerciendo el departamento de prensa.


El futuro de Florin está en el aire y no se sabe si continuará o no en Segunda División vistiendo la elástica blanquiverde. Lo más normal es que se marche del Nuevo Arcángel convertido en el ídolo del periplo cordobesista en Primera y pretendientes no le faltan. Desde la Premier con el Aston Villa hasta el propio Espanyol se han interesado por hacerse con sus servicios. Si se oficializa una buena oferta que contente las exigencias del Córdoba, los caminos terminarán por separarse definitivamente. Hasta que eso se produzca, un nuevo internacional forma parte de la plantilla.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación