Recomienda este artículo a tus amigos
17 de Octubre de 2013 | Redacción

Otra de vetos

Error, disculpa, rectificación… Y veto. Éste sería el resumen del funcionamiento del Córdoba, al menos, en lo que atañe a Minuto90. Merece la pena hacer hincapié en una palabra, veto, que quizás haya dejado de rechinar en el entorno cordobesista desde que Carlos González se convirtiese en presidente de la entidad califal, pero que, por muy en boga que trate de ponerla, no dejará de ser más propia de otros tiempos. Lo del Córdoba del Futuro no debía ir relacionado con el gabinete de comunicación…

El problema en cuestión afecta ahora a este periódico. De nada sirve –para Carlos González- una década de rigor, de objetividad y, en definitiva, de periodismo serio. Tampoco debieron importar demasiado las trayectorias de ABC, El Día de Córdoba, Diario Córdoba, Cordobadeporte, Punto Radio o la agencia Efe. El empresario tinerfeño coartó la libertad de todos ellos cuando, en algún texto, en alguna frase o en alguna palabra, entendió que los diferentes profesionales ofrecían una visión distinta a la suya, a la oficial. ¿Todos son anticordobesistas? ¿De qué sirven 15 medios de comunicación en una ciudad si sólo se admite un único discurso? El mero hecho de plantear la cuestión revela que algo no funciona.

No merece la pena elaborar un ensayo con la libertad de expresión o el derecho a la información como hilos conductores. Ya los han hecho, y bien completos, los periodistas de la interminable lista negra de la directiva del Córdoba Club de Fútbol. Este editorial no pretende dar lecciones de ética a un presidente que, en vista de su actitud, ni siquiera las entendería. El principal objetivo de estas líneas consiste en volver a aclarar la situación actual.

El 16 de octubre, Minuto90 publicó una noticia en la sección de Fútbol Base que resultó ser incorrecta. Sobra decir que en ningún momento hubo intención de causar daño al club. La credibilidad de este periódico está en juego, y muy por encima de cualquier “guerra personal”, como ha querido hacer ver González; motivo más que suficiente para advertir que todo este asunto nace de una equivocación, de un simple error. Para tratar de restaurar una veracidad ganada a pulso y, al mismo tiempo, para evitar los inconvenientes que la publicación en cuestión pudiese haber causado, el autor que la firmaba pidió disculpas públicas y rectificó el texto original tan pronto como fue posible.

¿El resultado? El ya famoso veto. En concreto, la negación de acceso a la sala de prensa de El Arcángel en la mañana del 17 de octubre. La medida tiene visos de hacerse extensiva a las acreditaciones, así como a las entrevistas personales, tal y como ha ocurrido en los innumerables casos anteriores.

No afectará, sin embargo, la cuestionable -por retrógrada- decisión de Carlos González a la calidad de Minuto90, que va a contar, en lo sucesivo y como de costumbre, con datos contrastados, profundidad, entretenimiento y análisis, también en todo lo que incumba al Córdoba Club de Fútbol, por supuesto. Porque la información importante, por mucho que le moleste a quienes ostentan, dentro y fuera del fútbol, el poder entre tinieblas, rara vez tiene su fuente en los canales oficiales.

Por último, Minuto90 quiere agradecer el apoyo recibido de parte de otros compañeros de profesión –la mayoría- de una ciudad que los necesita a todos.

 
 



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación
Deja un comentario

No puede morir

El estado del fútbol cordobés no es excesivamente boyante, un club en Segunda...

 
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 > >>
 

GARMAN COMUNICACIONES. S.L tlf. 630 66 40 66Aviso legalPolitica de privacidad | Diseña y desarrolla XPERIMENTA