Recomienda este artículo a tus amigos
16 de Junio de 2015 | Miguel Reina

Carta de Miguel Reina al deportes cordobés y al personal del IMDECO

Durante los últimos cuatro años he sido concejal del Ayuntamiento de Córdoba y Presidente del Instituto Municipal de Deportes gracias a la confianza depositada en mí por el Alcalde José Antonio Nieto. Ejercer esta responsabilidad pública ha sido para mí todo un honor, al que he dedicado todo mi tiempo y esfuerzo, como sin duda se merecen los ciudadanos de Córdoba en general y el mundo del deporte en particular.

Como todos los lectores saben, han sido años especialmente duros, marcados por una crisis económica que, gracias al esfuerzo colectivo y atravesando enormes sacrificios, estamos superando.

En esta época donde tanto se critica a los cargos públicos, no sin razón en infinidad de casos que han de ser perseguidos y castigados por la justicia, los principios de mi actuación han sido simples: primero: no dejar de pensar en el mundo del deporte como mi principal guía, y el servicio a mi querida Córdoba mi principal motivación; segundo: asumir desde el primer día que un cargo público ha de ser el más austero de los ciudadanos; y tercero: combatir todos los comportamientos alejados ya no solo del cumplimiento de las leyes, sino de las más estrictas normas éticas. En esta labor he contado con la inestimable ayuda del Gerente D. Alfonso López, a quien desde aquí hago el más profundo de los agradecimientos por su a labor, a veces ingrata, marcada por la eficiencia, pero también por la honestidad y honradez. En mis ya 69 años de vida he conocido a muchas personas, pero pocas o ninguna de sus características.

Deseo mediante estas líneas desear suerte y acierto a los nuevos gestores del Ayuntamiento de Córdoba, y más concretamente del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba, con la satisfacción de dejar un Instituto saneado en lo económico, regularizado en su situación jurídica, y lo más importante, útil para el deporte de Córdoba. Suerte también al nuevo Presidente, D. Antonio Rojas, a quien deseo todo lo mejor en su labor.

En segundo lugar, desear el mejor de los futuros a todos y cada uno de los trabajadores del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba, agradeciéndoles su trabajo y entrega y disculpándome por los errores que haya podido cometer.

Por último, deseo despedirme institucionalmente de los clubes y entidades deportivas de Córdoba, así como del conjunto de la ciudadanía, expresándoles (en mi nombre y en el de mi familia) nuestra mayor de las gratitudes por haber permitido servirles durante este tiempo, y permaneciendo siempre a su entera disposición para cuanto necesiten.

 
 



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación
Deja un comentario

No queremos soñar

Lo admito. Soy de una generación perdedora en blanco y verde. Y que no se me entienda...

 
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 > >>
 

GARMAN COMUNICACIONES. S.L tlf. 630 66 40 66Aviso legalPolitica de privacidad | Diseña y desarrolla XPERIMENTA