El Barça, PentaCampeón de la Copa de España de Fútbol Sala

8 de marzo de 2020 | Fútbol Sala | Fernando Tejada

Los azulgranas vencen por 3 goles a 4 al Viña Albali Valdepeñas en un apasionante encuentro.

El Barça se ha proclamado vencedor de la XXXI edición de la Copa de España en la gran final disputada esta tarde en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga al imponerse por 3 goles a 4 al Viña Albali Valdepeñas que fue un dignísimo rival protagonizando un excepcional partido.

Gran jornada de fútbol sala la vivida el sábado en el Martín Carpena con las semifinales de la Copa de España, en las que se vieron dos partidos apasionantes que terminaron con idéntico resultado, ante una enfervorizada grada.

En el primero de los encuentros saltaba la sorpresa al imponerse el Viña Albali Valdepeñas a uno de los aspirantes a alzarse con el título, el líder de la LNFS el Movistar Inter. (2-3) El partido comenzaba con un intenso ritmo por parte de ambos conjuntos, que disponían de continuas oportunidades de adelantarse. Era tal el ritmo de partido, que a los pocos minutos el meta Edu veía la primera amarilla al impedir un saque de los madrileños. La intensidad en el juego se mantuvo durante toda la primera parte con ocasiones más peligrosas para Movistar Inter, pero no llegaba el gol hasta que, a falta de 29 segundos para el descanso Chino perforaba la meta de Jesús Herrero con un tremendo derechazo por la escuadra.

Arrancaban la segunda parte muy enchufados los interistas, y fruto de ello lograban el empate antes de cumplirse el minuto 3 de juego por medio de Gadeia. Entraba el partido entonces en una nueva fase de igualdad en la que se sucedieron ocasiones en ambas áreas hasta que, en una jugada que era revisada por el video arbitraje, que hoy si era determinante para cambiar el criterio de los colegiados por primera vez en el campeonato, se decretaba penalti a favor de Movistar Inter por una mano en el área que transformaba Borja, poniendo el 2-1 en el luminoso. Cuando todo parecía indicar que los madrileños estaban muy cerca de jugar la gran final del domingo, un robo de Cainan al cordobés Bebe lo culminaba el mismo poniendo de nuevo el empate en el marcador. Sería el propio Cainan el que, un minuto después hacia el definitivo 2-3 que hizo estallar de euforia a las más de 3000 almas manchegas que poblaban de colorido y sonoridad las gradas malagueñas.

Empezó a jugar Movistar Inter, con Bebe de portero jugador en busca del empate a la desesperada, y a punto estuvo de llegar el cuarto para los manchegos en una jugada en la que Nano disparaba alto por muy poco. A falta de 3 minutos para el final, tuvo lugar una nueva intervención del VIR (Video Instant Replay), por un posible gol fantasma de Movistar Inter, pero los colegiados no lo dieron por válido al no rebasar totalmente el balón la línea de gol. Siguió el acoso a la desesperada en busca del empate que no llegaba y convertía a Viña Albali Valdepeñas en el primer finalista de la competición.

En la segunda semifinal se impuso el Barça a El Pozo Murcia Costa Cálida (3-2) en otro apasionante partido que comenzaba con un disparo al palo del barcelonista Adolfo. Sin embargo, eran los murcianos los que se adelantaban en el marcador con un espectacular gol de Fernando en una perfecta vaselina a la media vuelta. Empataban los catalanes al comienzo de la segunda parte con un derechazo de Dyego en el que nada podía hacer Espíndola, algo tapado. A punto estuvo de nuevo El Pozo Murcia de adelantarse en el marcador, pero una sensacional parada de Juanjo lo impedía. A falta de 7 para el final llegaba una genialidad de Daniel que se deshacía de dos contrarios para terminar batiendo a Espíndola. Comenzaba a jugar a falta de 4´21” El Pozo Murcia con portero jugador en busca del empate, que tuvo en sus botas el cordobés Andresito, pero se encontró con el meta Juanjo que hizo una segunda parte formidable. En la siguiente jugada hacían los azulgranas el 3-1 con una espectacular volea de Adolfo que cazaba un rechace de cabeza de un jugador contrario tras un saque en largo de su propio guardameta. A falta de sólo 4 segundos Paradynski hacia el definitivo 3-2 ya sin tiempo para intentar conseguir el empate.

La final daba comienzo con gran intensidad en el juego por parte de ambos equipos, no habían pasado ni 15 segundos cuando los manchegos ya disponían de su primera gran oportunidad. En las primeras ocasiones eran los porteros de ambas escuadras los que se imponían a los jugadores contrarios que no terminaban de ver portería. Ximbinha era el protagonista de los catalanes en su primera gran ocasión del encuentro al rematar con la zurda un pase de su portero tras controlarlo con el pecho de espaldas a la portería de Edu. Casi sin continuidad Adolfo disponía de una buena ocasión que también se topaba con Edu.

Sin embargo, eran los de la Ciudad del Vino los que se adelantaban en el marcador, al transformar Chino una jugada de estrategia. Se caía el Martín Carpena con la excepcional afición azul que disfrutaba viendo a sus jugadores acariciar el campeonato. En los últimos minutos de la primera parte el Barça ponía cerco a la meta contraria pero no lograba materializar el empate. La mejor ocasión era para Roger que a punto estuvo de empatar tras disparar una media volea, en cambio a punto estuvo de llegar el segundo para los manchegos tras una pérdida de balón.

Salía el Barça en la segunda parte con clara intención de igualar la contienda a las primeras de cambio, y a punto estuvo de lograrlo Ximbinha por partida doble cuando ni siquiera se habían cumplido dos minutos de juego. Cainan también tuvo opción de ampliar distancias para los de David Ramos. El acoso de los catalanes daba sus frutos apenas rebasado el minuto 3 de juego cuando Adolfo lograba la igualada en un despiste defensivo en una jugada de estrategia, rematando casi a placer para lograr el empate. Apenas unos instantes después, Aicardo estaba a punto de hacer el segundo.

Se repuso de forma excepcional el cuadro manchego con una triple ocasión que salvaba formidablemente Juanjo y que en último extremo se estrellaba en el palo. No pudo ser hasta en otra jugada a balón parado cuando Aicardo hacía el 1-2 con un duro disparo que se colaba bajo las piernas de Edu. Sin embargo, poco después era el cordobés Boyis el que hacia el tercero para los de Andreu Plaza tras un fuerte disparo que, tras golpear el pecho del meta, se introdujo en su portería.

Poco después acortaba distancias Chino, en una buena jugada individual, que le convertía hasta el momento en el máximo goleador del torneo. Había partido. Aparecería entonces la polémica al conceder los colegiados previa revisión del VIR (Video Instant Replay) el cuarto gol de los azulgranas, que hoy vestían de amarillo al jugar de visitantes, obra de Marcenio que pudo ayudarse de la mano. Sin embargo, tras la revisión lo daban por válido.

Siguió intentándolo hasta el final el conjunto castellano manchego, que dispuso de dos lanzamientos al palo, cuando aún faltaban 4 minutos y medio y con portero jugador. Fue entonces llegó la expulsión de Catela por doble amarilla, y que no fue impedimento para que lograran de nuevo acortar distancias por medio de Chino que ahora sí, se consagraba como máximo goleador del torneo, con cuatro tantos.


Galería