Juanín, Jr. “Lo importante es la felicidad de los niños”

3 de mayo de 2017 | Fútbol Formativo | Pedro Navarro

Hoy hablamos con Juan Alfonso García, hijo del mítico Juanín y actual coordinador en el club deportivo La Salle, cuya función es fomentar el desarrollo del deporte en edad escolar, así como encargado de gestionar  las instalaciones deportivas del colegio, velando por la calidad de las mismas. Valoramos su paso por Juanín y Diego, la escuela que lo vio crecer y ve como parte en solitario hacia este nuevo proyecto de La Salle.

-Buenas Juan Alfonso, ¿cómo valoras tu paso por la escuela Juanín y Diego?

Muy positivo por todo lo que me ha aportado, tanto a nivel conocimiento futbolístico como a nivel personal. Trabajamos mucho el estudio del comportamiento de los niños y el de los padres, pieza clave en este mundo. La verdad es que al lado de Diego y de mis compañeros he aprendido mucho desde el primer día hasta el último.

-¿Qué intenta transmitir esta escuela desde sus inicios?

Sin duda lo principal que intenta transmitir son los valores del deporte, los básicos como compañerismo y respeto al contrario y a todos los que nos rodea como público, árbitro... también la disciplina, responsabilidad, humildad y todos los valores que, al final, en la vida te puede llevar a hacer grandes cosas.

-¿En qué nuevo proyecto te embarcas ahora?

En el colegio La Salle me ofrecieron la oportunidad de poder involucrarme en un proyecto ilusionante donde potenciar el club deportivo que ya existe y crear todas las disciplinas posibles para los alumnos del colegio y no alumnos que quieran sumarse a esta familia.

-¿Qué te motivó para dar este difícil paso?

Sobre todo, igual que te puedo decir que la Escuela de Juanín y Diego me ha visto crecer como deportista, el colegio La Salle me vio hacer lo mismo como persona, entré con tres años y salí con la mayoría de edad. Esto para mí es un reto, poder trabajar con niños como en su día fui yo y poder enseñarles los valores que hablábamos antes a través del deporte es algo que motiva. Más si cabe, cuando abrimos campo y hablamos de un amplio abanico de modalidades deportivas que se ofrecen.

-¿Qué reto se plantea La Salle con este nuevo proyecto?

Yo creo que lo más importante es la felicidad de los niños, que puedan practicar el deporte que a ellos le gustan, que puedan hacerlo junto a personas cualificadas para su formación y que cada temporada vayan evolucionando favorablemente.

¿Crees que puede a corto medio plazo convertirse en una competencia para Juanín y Diego?

Si te digo la verdad. Ahora mismo eso es impensable, estamos empezando desde cero. El club deportivo La Salle, además de fútbol, cuenta con otras modalidades como balonmano y baloncesto con un nivel más que considerable, también se está trabajando muy bien el fútbol sala, pero si hablamos de fútbol, con la cantidad de niños que hay aquí y lo que puede venir de fuera yo creo que entre cinco y siete años se pueden hacer equipos muy competitivos.

Para terminar Juan Alfonso, ¿qué momento atraviesa el deporte base en Córdoba?

Gracias a la difusión de los medios de comunicación sobre todo, creo que estamos en un punto en el que los padres se están dando cuenta del daño involuntario que pueden estar haciendo a sus hijos. Esto puede invitarlos a un momento de reflexión ya que la mayoría no son conscientes de hasta qué punto pueden dañar a sus hijos a la hora de practicar el deporte que a ellos le gusta, muchas veces por frustraciones de ellos mismos o competencia que tienen entre ellos. Esto al final los hijos no deben recibir esta presión, por lo demás creo que el deporte base cordobés sigue creciendo en su línea a base de trabajo.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación