Gavilan

Un triunfo para creer (0-2)

9 de febrero de 2019 | Liga 1,2,3 | Antonio García

El Córdoba logra ante el Tenerife su primera victoria a domicilio y rompe una racha de cinco citas sin ganar. Seguridad, concentración y astucia arriba, las claves del encuentro

Seguridad, concentración, intensidad y astuto en ataque. El Córdoba conquistó tres puntos de oro ante un Tenerife ramplón y sin ideas. Los blanquiverdes, gracias a los goles del debutante Chus Herrero –se fue lesionado- y del mágico Miguel de las Cuevas, logran su primera victoria a domicilio. Un triunfo para creer en conseguir el objetivo final y que sirve a Curro Torres para mantener su puesto al frente del banquillo cordobesista.

Hasta cinco novedades introdujo el técnico de Ahlen en su once inicial. Marcos Lavín, Loureiro, Álvaro Aguado, Chus Herrero y Álex Menéndez aparecieron desde el comienzo en los planes del preparador cordobesista, que sabía que se jugaba mucho en este envite tras la mala dinámica de resultados que dejó al CCF alejado de la zona de salvación.

Enfrente estaba un Tenerife que en casa se mostraba muy fiero. De hecho, sólo había cedido tres derrotas en 17 meses en el Heliodoro Rodríguez López. Eso sí, José Luis Oltra no se fiaba ni un pelo del conjunto blanquiverde. Avisaba el extécnico cordobesista de lo que podía pasar si no estaban al cien por cien.

Con el 3-5-2 que ya usó ante el Albacete, el CCF ganó en confianza en Tenerife. Seguridad, concentración y buen toque de balón. El cuadro local no estaba cómodo en el verde y eso lo fue aprovechando el conjunto de Curro Torres para crecerse. Bodiger, Aguado y Miguel de las Cuevas conectaban en el centro del campo y aprovechaban las subidas del debutante Álex Menéndez.

El primero que lo intentó fue Carrillo, pero se topó con Dani Hernández. Poco después, Miguel de las Cuevas se encontró con la respuesta del meta local. Incluso Álex Menéndez estuvo muy cerca del gol olímpico, pero su disparo repelió en el palo izquierdo de la portería tinerfeña. Avisado estaba el cuadro de Oltra, que no daba tres pases seguidos y arriba estaba sin mordiente. Todo gracias al gran papel defensivo blanquiverde.

En el tramo final de la primera mitad, Marcos Lavín paró un cabezazo de Racic tras centro de Suso Santana. Acto seguido, llegó la primera gran alegría de la noche para el cordobesismo. Un centro de Álvaro Aguado lo cabeceó Miguel Flañó en el primer palo y al segundo apareció libre de marca Chus Herrero para adelantar a los de Curro Torres. Premio merecido a una gran primera mitad cordobesista.

Tras el paso por los vestuarios, el Tenerife dio un paso hacia adelante ante un CCF que tenía que no podía perder el plan inicial que tan buen rédito le estaba dando. Sin embargo, en la cabeza de todos estaba la segunda parte de Alcorcón y de la de la jornada pasada ante el Albacete. No obstante, el cuadro insular no generaba excesivo peligro a un certero Marcos Lavín.

Al cuarto hora de esta segunda mitad, un tiro de Naranjo, que rebotó en Flaño, salió ajustado al palo izquierdo de la portería cordobesista. Poco más de los de Oltra, que no atinaban a herir a la fortalecida zaga blanquiverde. Además, todo fue a mejor. Incluso los cambios de Curro Torres fueron los atinados en un momento oportuno.

Rozando la media hora de juego, Miguel de las Cuevas tuvo el 0-2 tras una gran jugada por la banda izquierda entre Menéndez y Jaime Romero, pero el lanzamiento del alicantino salió fuera por poco. Era el aviso de lo que vino poco después. Con el Tenerife descolocado, llegó una gran internada de Jaime Romero que sólo pudo ser frenado en la frontal del área por Alberto. Miguel de las Cuevas tomó el protagonismo para ejecutar la falta. Y lo hizo a la perfección. Golazo y alegría total.

Con 0-2, el CCF no podía dejar escapar el triunfo. No lo hizo. Ordenado atrás y sin dar opción a los insulares en ningún momento. Los nervios florecieron en los de Oltra, que no atinaban a superar la numantina zaga cordobesista, que tuvo que hacer frente a la baja de última hora por lesión del debutante Chus Herrero. Sin embargo, los minutos pasaron y el Tenerife no hizo nada bien.

Al final, el Córdoba asaltó el Heliodoro Rodríguez López cinco años después de su último triunfo. Además, cortó una pésima racha de cinco citas sin ganar y de paso conquistó su primera victoria fuera de casa de esta temporada. Y lo hizo dejando la portería a cero. Todo fue perfecto. Por fin. Fue un triunfo para creer en conseguir la permanencia, que está a cinco puntos tras el revés del Lugo con el Zaragoza. Primer paso dado. Hay que seguir así.  

CD TENERIFE 0–2 CÓRDOBA CF

Tenerife: Dani Hernández; Luis Pérez (Tyronne, 81’), Alberto, Jorge Sáenz, Héctor Hernández; Undabarrena (Isma López, 69’), Uros Racic; Suso Santana, Borja Lasso, Naranjo (Coniglio, 61’); y Malbasic.

Córdoba: Marcos Lavín; Chus Herrero (Quintanilla, 81’), Miguel Flaño, Luis Muñoz; Loureiro, Álvaro Aguado (Blati Touré, 62’), Bodiger, Miguel de las Cuevas, Álex Menéndez; Andrés Martín (Jaime Romero, 65’) y Carrillo.

Goles: 0-1 (39’) Chus Herrero. 0-2 (77’) Miguel de las Cuevas.

Árbitro: De la Fuente Ramos (castellano-leonés). Amonestó con cartulina amarilla a los locales Luis Pérez (48’), Malbasic (62’), Borja Lasso (72’), Alberto (76’), Jorge Sáenz (84’) y Suso Santana (94’), y a los visitantes Loureiro (31’), Luis Muñoz (68’), Marcos Lavín (70’) y Bodiger (78’).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimoquinta jornada de Liga en Segunda División, disputado en el Heliodoro Rodríguez López ante 12.532 espectadores.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación