Hipotecas

La mejor cara de Jaime Romero

8 de noviembre de 2018 | Liga 1,2,3 | Antonio García

El manchego, que se ha ganado su sitio en el once inicial de Sandoval, no se parece en nada al del curso anterior. El CCF pagó el primer plazo a Osasuna por el traspaso del ‘14’

Aunque la temporada ha empezado igual que la anterior, hay una persona dentro de la plantilla del Córdoba que parece otra. Jaime Romero se ha ganado la confianza de José Ramón Sandoval y es una pieza básica dentro de los planes del preparador de Humanes. De hecho, no se parece en nada al jugador del curso pasado, que tuvo que salir en el mercado invernal rumbo al Lugo.

Tras su cesión en el conjunto lucense, Jaime Romero regresó este verano a la entidad blanquiverde, con la que firmó el verano de 2017. El manchego, que ha disputado 673 minutos en nueve partidos, ha ido de menos a más en lo que va de campaña. De hecho, en el último encuentro ante el Extremadura, en el que anotó su primer tanto de la presente temporada, jugó incluso en la punta de ataque tras la expulsión de Piovaccari. Además, también hace su aportación en defensa, lo que le ha convertido en uno de los jugadores claves para el técnico de Humanes. No obstante, el ex de Osasuna, con una incuestionable calidad, aún puede dar un paso más siempre que las lesiones le respeten. Eso sí, la confianza actual es máxima, incluso de una grada que ya olvidó lo sucedido el anterior ejercicio.

Por otro lado, también se ha resuelto con Osasuna el problema del pago de su traspaso. Fran Canal, director general, informó tras el duelo de los cordobesistas en El Sadar de primeros de octubre que no habían llegado a un acuerdo con la entidad blanquiverde y que podrían denunciar al CCF ante LaLiga. Al final, no se llegó a este extremo. De hecho, la entidad blanquiverde llegó a un acuerdo para pagar en dos plazos los 500.000 euros del traspaso de Jaime Romero. El primer pago -250.000 euros- se hizo a finales de octubre, mientras que todo se resolverá el próximo mes con el segundo pago al cuadro navarro. Eso sí, el manchego ya es otro y lo demuestra en el verde. Que siga así.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación