Entre la épica del 56 y la mejoría de los últimos partidos

18 de mayo de 2017 | Liga 1,2,3 | Toni Cruz

El Córdoba apenas ha vencido en cuatro de sus 26 visitas a Cádiz, pero en las últimas tres ha salido indemne. En los setenta era un clásico de 2ª y en los noventa, de 2ªB

Antes del primer Cádiz-Córdoba, ya hubo otros Cádiz-Córdoba pero los equipos no se llamaban así. Los amarillos nacieron en 1910 como Mirandilla (en el 36 se cambiaron su nombre por el de Cádiz football-club) y conocieron por vez primera la Segunda división nacional en la 35-36; por su parte el Racing de Córdoba conoció esa división después de la Guerra. En esa 39-40 el ya Cádiz C.F. venció a los del Stadium América en el campo de Mirandilla 4-0. Al año siguiente el Deportivo Córdoba –era obligatorio que se castellanizaran los nombres de los equipos- goleó 2-5 en Cádiz. Ya no volvieron a coincidir en la categoría de Plata con esas denominaciones (sí en Tercera en la 54-55, ganando 3-2 el Cádiz).

Así que tras el ascenso del Cádiz de Villalonga en 1955 y luego el del recién renovado Córdoba C.F. con Juncosa un año más tarde ambos equipos se toparon por vez primera en Segunda. Fue en la quinta jornada de esa 56-57, un siete de octubre en el que empataron a dos. Según la crónica del ABC de Sevilla, fue declarado día del club y durante el choque “menudearon las incidencias, impuestas por los jugadores forasteros”. Al parecer, la inclusión las filas amarillas del medio Montijano y del delantero Lorente hizo que jugaran “de maravilla”. Fue precisamente Lorente quien anotó el 1-0 en el minuto 15 transformando un penalti muy protestado por los cordobesistas que conllevó la expulsión de Fonseca. Apenas cinco minutos después anotaron otro gol por mediación de Soto, pero el árbitro Santos López lo anuló. No obstante, el Cádiz siguió insistiendo hasta que logró aumentar la renta por mediación de Bolea de cabeza en el minuto 35. Otra vez las protestas de los jugadores de Juncosa les costó otra expulsión (el centrocampista Alfaro fue el damnificado).

Así, con 2-0 en contra y dos jugadores menos, el Córdoba parecía sentenciado en La Mirandilla, pero Hermida fue capaz de recortar la diferencia antes del descanso y ocho minutos después de la reanudación Toñín obró el empate que sería definitivo. La actuación del Tenazas –el madrileño Sánchez Rojas- en la portería y la solidez de un equipo que terminaría cuarto les dio ese punto.

Desde ese día se vivieron otros 22 Cádiz-Córdoba entre partidos de Segunda y Segunda B –nunca coincidieron en la élite, a pesar de las 12 y 9 temporadas de uno y otro equipo entre los mejores-. El Cádiz ha ganado trece veces, han empatado otras siete y el Córdoba apenas ha ganado dos. También han coincidido en Copa tres veces, ganando en dos ocasiones el Córdoba –la última en esta misma temporada- y en una los cadistas.

Han sido partidos siempre intensos y generalmente igualados, que han oscilado entre los grandes años de Segunda en los cincuenta, sesenta y setenta –especialmente en esa 74-74 en la que ambos tenían sendos equipazos (los amarillos a los chilenos Carvallo y Farias y los blanquiverdes al Fantasma Ónega, a Dominichi, a Burguete..)- y las tristes, largas e impropias estancias en Segunda B (en las que casi siempre ganaba el Cádiz salvo en la 98-99 gracias a que Rafa Fernández igualó de penalti un tanto de Benito). Por cierto, durante esos partidos de bronce se vivieron episodios tan singulares como que en la 94-95 (1-0) el árbitro Baños Martínez alargara trece minutos el encuentro y no expulsara al central cordobesista Juanito a pesar de mostrarle dos amarillas.

La última derrota del Córdoba en Cádiz sucedió en la 2004-05 del último descenso a Segunda B. Un claro 4-1 en el que los desplazados al Carranza –que por cierto estrenaban la grada de Preferencia aquella tarde- apenas pudieron disfrutar durante la media hora que tardó el Cádiz en volver a desequilibrar el encuentro después de que Villa empatara el tanto de Jonathan Sesma. El conjunto local, por cierto, termino subiendo a Primera ese mismo año. Eso sí, desde ese año el Córdoba ha sido capaz de mantener su puerta a cero en la Tacita en Liga (0-1 en la 07-08 y 0-0 en la 09-10). Es decir, malos precedentes... pero no tantos si no miramos tan atrás.