El Valladolid, la confianza durante la crisis da sus frutos

26 de octubre de 2016 | Liga 1,2,3 | Toni Cruz

Después de su peor racha en Segunda el equipazo de Herrera ha remontado el vuelo y trata de ganar siempre haciendo un buen fútbol con mucha velocidad

Una gran plantilla –no mejor que la del año pasado- que sufre en Segunda por lo que sea. Tal vez la exigencia de sus muchísimas temporadas en Primera, por la frialdad de Zorrilla o porque los jugadores no se acoplan. Por lo que sea el Valladolid no consiguió recuperar la categoría perdida en el play-off de la 14-15 y el año pasado incluso tuvo apuros para vivir un placentero final de temporada descartando antes hasta a dos técnicos (Garitano y Portugal).

Este año ya han sufrido con Paco Herrera al frente una primera gran crisis –cinco derrotas seguidas- y la superaron con bastante calma. La confianza ha dado sus frutos y desde entonces han conseguido dos victorias seguidas y un empate que mereció ser otro triunfo ante el Zaragoza.

El Real Valladolid de Herrera busca el buen trato de balón, trata de asociarse por dentro y luego apela a la velocidad de Juan Villar o, en este caso, De Tomás en el lugar de José Arnáiz. La baja del delantero José –cinco goles lleva ya una de las revelaciones de la temporada- y de Leao, ambas por lesión, pueden empeorar mucho a los albivioletas que, no obstante, son uno de los equipos con mayor potencial de la categoría con nombres como los centrocampistas Álex López, Joan Jordán, Míchel Herrero o los carrileros Moyano y Balbi. En la portería, por cierto, estará Isaac Becerra, uno de los componentes de ese Girona que eliminara el año pasado al conjunto blanquiverde.