El Mallorca, en peligro serio de descenso por su falta de gol

20 de abril de 2017 | Liga 1,2,3 | Toni Cruz

Sergi Barjuán ha recurrido a una psicóloga para cambiar la mentalidad de una plantilla que lleva nueve partidos sin ganar y que aún no ha marcado desde la llegada del catalán

“Las matemáticas aún no dan la visión de que hay que asumir el descenso“. Sergi Barjuán lleva dos partidos nada más en el banquillo del Mallorca pero ya es plenamente consciente del marrón en el que se ha metido. En estos dos encuentros su equipo no ha sido capaz de colar un gol y ha sumado un empate y una derrota más que hacen que su racha sin ganar haya aumentado hasta los nueve partidos.

La decadencia de un equipo que no hace tanto jugaba en Europa se explica con la llegada en 2010 de Serra Ferrer y a partir de ahí una serie de malas planificaciones deportivas han ido haciendo que desde el descenso a Segunda en 2013 nunca haya sido un candidato a recuperar la categoría sino todo lo contrario.

Hace quince meses llegó Robert Sarver al club bermellón poniendo sobre la mesa una fuerte inversión económica, pero el proyecto seguía a la deriva a pesar de que haya llegado un nuevo Director Deportivo como Javier Recio –siempre bajo la supervisión de Maheta Molango-. Con Fernando Vázquez el equipo nunca terminó de carburar, aunque fue capaz de vencer en El Arcángel (0-2), prolongando así su continuidad hasta que fuera relevado por Olaizola, que tuvo una mínima reacción, pero insuficiente por culpa de la falta de gol que además no fue paliada en el mercado invernal. Su mejor anotador, de hecho, Brandon Thomas, lleva cuatro meses sin marcar.

Este domingo será la primera ocasión en la que un técnico del Mallorca disponga de todos sus efectivos para un partido, pero especular con un once resulta casi temerario teniendo en cuenta que de su primer alineación a la segunda hubo cinco cambios (Oriol entró por Raíllo, Culio por Angeliño, Lekic por Salomao, Lago Junior por Juan Domínguez y Pleguezuelo por Vallejo).

El fichaje que ha demandado Sergi Barjuán ha sido el de la psicóloga Zoraida Rodríguez, con la que trabajó en el Recre, para que palíe los nervios y mejore el estado emocional de los suyos. Están a seis de la permanencia y ya casi ven más en Palma el asunto como una cuestión de fe y cabeza que de fútbol.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación