Entradas

Ejemplos a seguir (y a evitar) siendo colistas a estas alturas

3 de diciembre de 2017 | Liga 1,2,3 | Toni Cruz

Seis de los diez últimos colistas en Segunda a estas alturas de temporada acabaron salvándose tras brillantes reacciones. Las Palmas (07-08) terminó incluso octava

Los números no condenan –todavía- al Córdoba. Seis de los diez últimos clasificados en diciembre terminaron la temporada, con más o menos problemas, salvando la categoría.

En la 2007-08 la U.D. Las Palmas marchaba a la cola con 13 puntos y protagonizó una gran remontada sumando otros 44 puntos –números de play-off- y quedándose al final en el octavo puesto. Juanito fue su técnico hasta la décima fecha y terminó la temporada –siendo el héroe de la afición- Juanma Rodríguez.

Un año más tarde, por el contrario, el Sevilla Atlético se convirtió en el peor equipo de Segunda de la década al sumar finalmente 19 puntos tras pasar a estas alturas de temporada con apenas 8. Primero entrenó al filial hispalense Fermín Galeote y luego, ya casi con el equipo desahuciado, Diego Rodríguez.

El Castellón también bajó en la 2009-10. Era colista al término de la 17ª jornada con 11 puntos y acabó también último con 33. Dirigieron a ese equipo Amaral, Márquez y el actual técnico del Leganés, Asier Garitano.

El Nàstic sí se salvó en la 10-11 tras acumular en diciembre apenas 13 puntos. Sumó al final 49 y se quedó en el límite del descenso (18º). Primero entrenó a los tarraconenses Luis César y lo terminó salvando Oliva.

En la 11-12 el Cartagena sí bajó. Era último en la 17ª con 13 puntos y terminó con 40. Paco López, Javi López y por último Carlos Ríos entrenaron al conjunto departamental.

Un caso extraño en la 12-13, porque Juan Carlos Pouso dirigía al colista Mirandés que, en la jornada 17ª, sumaba apenas 13 puntos y él mismo lo terminó salvando como 15ª acumulando 52. La confianza tuvo sus frutos, al igual que dos años más tarde en Albacete, porque Luis César Sampedro salvó al mismo equipo que en la 17ª jornada sumaba 15 puntos y era último. Al final, los manchegos fueron 14º con 51 puntos.

Entre medias, el Castilla que era el último en diciembre en la 13-14 con 14 puntos acabó bajando con 49 a pesar de haber despedido a Toril y contratado a Manolo Díaz.

En los últimos dos años, dos ejemplos de superación. El Almería de la 15-16 era último y parecía condenado con apenas 14 puntos en diciembre. Después de hasta cinco entrenadores terminó salvándose con ese empate casi pactado en El Arcángel. Por cierto, Joan Carrillo dirigió once partidos a los rojiblancos y no sumó ninguna victoria hasta su despido. También entrenaron a ese Almería Sergi, Miguel Rivera, Gorosito y Soriano.

Por último, el año pasado el Nàstic sumaba 16 puntos en su último puesto en diciembre y acabó consiguiendo la permanencia en la última jornada al vencer a UCAM en un partido agónico. Sumó 52 puntos entre Vicente Moreno, el actual técnico cordobesista Juan Merino y Nano Rivas.

Ejemplos a seguir y otros a evitar. Pero, antes de nada, obligación de cambiar las sensaciones, que son mucho peores que los números acumulados hasta el momento.



Comentarios

Unno
04-12-2017 12:18:17
Que se pudiera salvar es cierto, pero también es cierto que este equipo por decir algo no da sensaci...