0-2. Más de lo mismo

11 de noviembre de 2016 | Liga 1,2,3 | Toni Cruz

Dos errores defensivos y una gravísima carencia de ideas en ataque provocan la derrota del Córdoba ante un flojísimo Mallorca. Séptima jornada sin ganar.

El Córdoba demostró exactamente los mismos errores y carencias que en semanas pasadas y cayó derrotado ante un pobrísimo Mallorca que únicamente aprovechó dos errores de su rival para llevarse la victoria de El Arcángel e igualar a puntos a los blanquiverdes.

Vuelta de tuerca de inicio de Oltra. El valenciano realizaba hasta cuatro cambios con respecto al once que presentara el domingo en Almería. Uno, obligado, en la defensa: Antoñito entró en el lateral diestro para que Caro ocupara el puesto de central diestro dejado huérfano por el sancionado Rodas. También en defensa, Cisma sentó a Samu de los Reyes una vez que ya se recuperó de su lesión. El tercer cambio afectó al centro del campo, porque Alfaro era colocado junto a Luso en el doble pivote para dotarlo de la fluidez de la que había adolecido durante las últimas semanas. Donoso también recuperaba su puesto, una vez superadas sus molestias intestinales, relegando al banco a Pedro Ríos. En el Mallorca, por su parte, Company fue el elegido por el cuestionado Vázquez para sustituir a Eduard Campabadal en el lateral diestro.

El Córdoba empezó apretando. Una jugada por la izquierda culminada con un centro de Bergdich, un saque de esquina muy cerrado en el que se pidió una mano y una presión bien ejecutada por Juli arrancaron los necesarios primeros aplausos de una grada que desde el comienzo –incluso Incondicionales exhibieron una pancarta de apoyo al lesionado Deivid- se volcó con su equipo.

Sin embargo, la defensa siguió dando las mismas facilidades de siempre, en apenas dos lanzamientos largos al costado ocupado por Antoñito y Caro, Brandon y Moutinho generaron incertidumbre en el entorno.

El comienzo del encuentro era un toma y daca propio de equipos con más hambre que orden. Probó fortuna Bergdich con un chut al centro del arco de Santamaría en el minuto ocho. No había un dominador claro.

En el minuto 20, Fernando Vázquez se vio obligado a realizar su primera sustitución porque Lago Junior no pudo seguir sobre el campo. Su lugar lo ocupó Pol Roigé. El fútbol ofensivo inicial había dado paso a un cúmulo de imprecisiones de los dos equipos en el centro del campo.

En el 30’ un balón en largo obligó a Santamaría a salir de su portería, algo que le suele costar al portero navarro del Mallorca. Su lentitud permitió a Rodri anticiparse, regatearle y disparar a puerta, salvando el 1-0 justo en la línea Antonio Raíllo. Un minuto después el propio Rodri probó de nuevo a Santamaría con un disparo centrado.

Poco a poco fue consumiéndose una primera parte en la que el Córdoba fue mejor que un Mallorca que se dedicó, a pesar de un arranque más ambicioso, a esperar descaradamente al rival en su campo.

La segunda parte comenzó como la primera, aunque al Córdoba le costara un poco más penetrar en la muy pertrechada zaga roja. Apenas un pase interior que centró Donoso y al que no pudo llegar Rodri fue el bagaje del primer cuarto de hora de este acto final.

Y, de repente, en el primer acercamiento del conjunto balear, un error gravísimo de Domingo Cisma al no tirar el fuera de juego habilitó a Moutinho, quien marcó a placer ante Kieszek. 0-1 y partido en chino por un error puntual en el minuto 62.

El gol pesó como una losa en un equipo tocado en la moral, planísimo, sin ideas y muy previsible. Apenas un chut de Bergdich que rebotó en Company inquietó a Santamaría. Oltra, sin delanteros en el banquillo, tiró de Pedro Ríos en el lugar de Donoso.

En el 78’, el drama total. Un nuevo saque de esquina mal defendido terminó siendo empujado por Brandon Thomas a la red. Los mismos males de siempre en el peor momento.

Desde ese momento, la atención se desvió del césped a la grada, que comenzó a reprochar la actual situación de un equipo que acumula siete semanas sin ganar y que se instalará cuando termine la jornada en la zona media de la tabla.

CÓRDOBA C.F. Kieszek; Antoñito, Caro, Bijimine, Cisma (Caballero, 78’); Luso (Borja Domínguez, 82’), Alfaro; Guille Donoso (Pedro Ríos, 72’), Juli, Bergdich; Rodri.

R.C.D. MALLORCA Santamaría, Company, Yuste, Raillo, Oriol, Juan Rodríguez (Ansotegi, 76’), Juan Domínguez, Culio, Moutinho (Lekic, 63’), Lago Junior (Pol Roigé, 20’) y Brandon

GOLES: 0-1, Moutinho (62’)

ÁRBITRO: Cordero Vega (Comité Cántabro). Amarillas a los locales Guille Donoso (37’), Antoñito (52’) y Borja Domínguez (88’).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 14ª de la Liga 1,2,3 celebrado en el Estadio de El Arcángel ante unos 8.000 espectadores.

.