Cajasur Ahora - Tarjetas

José Antonio Bravo: “Un poco de aire fresco será positivo”

6 de junio de 2017 | División Honor | Pedro Navarro

La semana pasada se hacía oficial el adiós del presidente del Pozoblanco, José Antonio Bravo, tras once años al frente del club vallesano. Hemos hablado con él para hacer balance, tanto de la temporada como de su paso por la presidencia en este tiempo, así como analizar el estado en el que vive el fútbol modesto en la actualidad.

-Buenas José Antonio, ¿cómo valoras tu paso por la presidencia del Pozoblanco?

Muy larga y constructiva a la vez. Soy una persona a la que le gusta mucho el fútbol y siempre me gusta recalcar las cosas positivas, por lo tanto no me arrepiento de nada de lo que hice durante este tiempo. Es verdad que ha habido momentos buenos y otros que no tanto, pero sin duda me quedo con lo positivo que ha sido mucho.

-¿Qué momento destacarías con más cariño?

En general han sido muchos, de hecho he conocido mucha gente gracias al fútbol que se han convertido finalmente en amigos. Quizás en lo deportivo podría recalcarte la fase de ascenso, fue una experiencia bonita y que no olvidaré jamás, por eso te digo que, sin duda, podría ser el mejor recuerdo que me llevo de mi paso por el Pozoblanco.

-¿Qué te hace tomar esta difícil decisión?

Básicamente el peso de los años al cargo es lo que me llevó a desviarme del camino. Estar muchos años en tercera, conocí el descenso, conocí el retorno a División de honor, jugar una fase de ascenso… ya pocos alicientes me quedaban, hemos tenido entrenadores de aquí de Córdoba, de Cádiz, de Sevilla, hemos hecho plantillas competitivas combinando a gente de casa con gente de fuera… entonces nosotros estábamos pendientes de terminar con una deuda que se acumuló en la época de crisis y una vez que se ha conseguido es cuando hemos creído oportuno que era el momento de dejarlo.

-¿Cómo ha transcurrido la temporada?

Creo que ha habido dos fases muy diferenciadas, una primera, donde el equipo estaba metido ahí arriba con una serie de resultados buenos, llegamos incluso a tener ocho partidos con victoria que nos aupó a la segunda plaza de la clasificación y una segunda en la que el protagonista fue un bajón considerable. No creo que fuera por presión o por exigencia por parte del club, siempre hemos tenido presente que el fútbol es muy complicado, pero quizás se nos queda ese malestar de no haber dejado al equipo en tercera división. Pero bueno, dentro de lo malo, somos conscientes que es un torneo de regularidad y ha habido otros equipos mejores.

-¿Cómo se gestiona un club humilde en estos tiempos complicados?

Te puedo decir que, por circunstancias, he tenido que estar once años prácticamente de presidente y de secretario, y otros cuatro años de esto último en mi etapa inicial. Cuando entré  en el mundo del fútbol, tratar una subvención era hablar directamente con el alcalde, ahora es todo más complicado, para cualquier tipo de gestión necesitas presentar ochenta papeles distintos y es mucho más difícil conseguir ayudas. Es difícil porque también le sumas que las casas comerciales no apoyan como antiguamente a este tipo de proyectos, al igual que cada vez se hace más complicado engrosar la nómina de socios en el club. También tenemos un problema muy grave con las televisiones, antes no televisaban todos los partidos, por lo que era más viable acercarte a ver al equipo de tu pueblo.

-Para terminar José Antonio, ¿qué auguras en el horizonte del Pozoblanco a partir de ahora?

Pues no lo sé la verdad, si es cierto que esto necesita un cambio, no sé en qué sentido concretamente pero es algo obvio que hay que modificar muchas cosas.  Nosotros hemos intentado durante este tiempo de todo. Entiendo que es una situación difícil por todo lo que hemos hablado antes, pero bueno, la realidad es esta, sabes que cuando hay un cambio de Directiva parece que hay un factor revulsivo que esperemos que acierte en sus decisiones y gestione bien al club. Un aire fresco será muy positivo para todos, para nosotros que estábamos muy quemados ya por la responsabilidad del cargo y para el aficionado. Depende de quién entre y las decisiones que vaya tomando, pero seguro que algo más positivo será.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación