Gavilan

El Ángel Ximénez AVIA juega con fuego ante el Sinfín (26-27)

9 de febrero de 2019 | Balonmano | Pablo Mansilla

El equipo de Puente Genil cede una vez más ante su afición, que despidió a los suyos con pitos por la mala imagen ofrecida ante los cántabros pese a los nueve goles de Rudovic

No hay manera. El Ángel Ximénez AVIA da una de cal y otra de arena. Los de Puente Genil reciben otro correctivo en casa ante el Sinfín, que demostró las razones por las que es la revelación de la Liga ASOBAL. El equipo cántabro, sin hacer un partido brillante pero muy práctico, asestó un golpe importante a un equipo como el de Puente Genil que recibió al final alguna que otra pitada de un sector de la afición. La derrota, pese a ser por un ajustado 26-27, siembra decepción y sensaciones propias de que el trabajo colectivo tiene un margen de mejora amplísimo.

El encuentro comenzó con cifra redonda para Novica Rudovic. El montenegrino encendió el luminoso para anotar su gol número 1000 en la Liga ASOBAL. Pero el Ángel Ximénez AVIA concedió espacios a su rival y pérdidas de balón que recordaban al equipo de los pobres números de la primera vuelta. Con 1-5 en el marcador (minuto 6) Julián Ruiz tuvo que parar el rodillo cántabro. Lon y un activo Ander Torriko encontraron el hueco para batir a De Hita en varias ocasiones mientras las labores defensivas anulaban a un Ángel Ximénez AVIA lento y sin capacidad de reacción. Los nervios, además, eran visibles en el banquillo local. Aunque por encima de ello, estaba la tensión y la presión. De hecho, el equipo de Puente Genil sólo hizo dos goles en los diez primeros minutos. Pese a todo, las dos porterías rayaban a un nivel considerable.

El cuadro santanderino perdió enteros en ataque fallando varios de sus pocos lanzamientos, situación en la que el Ángel Ximénez AVIA encontró la tecla para aproximarse en el tanteo. Liderados por un acertado Rudovic, el equipo local conseguía la igualada ansiada (7-7, min. 20) y dominar nuevamente el marcador. Una situación favorable de máxima ventaja que motivaba el tiempo muerto del Sinfín, que vino acompañada de una reacción incontestable. Sólo José Cuenca, al contraataque, seguido de Barros, pusieron fin a una primera parte trabada con un elaborado 12-10 en el luminoso.

En la segunda parte Julián Ruiz optó por dar descanso a Rudovic. Fue entonces cuando Chispi se hizo con el mando del equipo pontanés en ataque durante los primeros compases. Los lanzamientos del sevillano no eran los únicos que llevaban peligro hacia la portería de Ibáñez. Un David Jiménez en reserva durante el primer acto sostenía el nivel ofensivo local, aunque el Sinfín no daba ni mucho menos la batalla por perdida en uno de sus mejores partidos lejos de La Albericia. La igualdad en el marcador fue la nota más reseñable del primer cuarto, en el que la concentración y el control de todos los detalles en ambos bandos advertía del deseo de la victoria que, además, era muy visible en cada gol y su posterior celebración.

El equipo cántabro, con dos goles de ventaja sobrepasado el ecuador de la segunda mitad (19-21) ponía contra las cuerdas a los de Puente Genil, erráticos e imprecisos como para que Julián Ruiz parase el choque. El conjunto visitante lograba ponerse 20-23 y Rudovic, con menos minutos en pista con respecto al primer acto, redujo diferencias. Solo fue un espejismo. El Sinfín amplió su máxima ventaja a cuatro tantos (22-26) en el momento decisivo. Juan Castro, en sus minutos más productivos de todo el encuentro, la redujo a la mitad. Sin embargo, un tiempo muerto de Rodrigo Reñones con balón a favor –faltaban 47 segundos y dominaban 24-26 – sentenciaba el partido con un nuevo marcador adverso. El Ángel Ximénez AVIA sigue sin arrancar. Decepciona. Y no da el rendimiento que tiene que dar en su pista. ¿El resultado? Pitos desde la grada que invitan a la profunda reflexión.

ÁNGEL XIMÉNEZ AVIA PUENTE GENIL 26–27 DS BLENDIO SINFÍN

26. ÁNGEL XIMÉNEZ AVIA PUENTE GENIL (12+14): De Hita (p), Cuenca (1), Juan Castro (4), Xavi Túa, Juanlu Moyano, Leo Almeida, Víctor Alonso (1) – siete inicial – Mat Costa Dias (1p), David Jiménez (2), Sergio Barros (4, 1p), Gabi Chaparro, Rudovic (9), Chispi (3), Pablo Martín, José Antonio Consuegra.

27. DS BLENDIO SINFÍN (10+17): Samuel Ibáñez (p), Diego Muñiz, Nikolai Herrero (1), Carlos Lastra (1), Nacho Vallés (8, 3p), Ángel Iglesias, Dimitrievski (2) – siete inicial – Torriko (6), Herrero Lon (6), Cristian Postigo (1), Javier Valverde, Héctor Solá (2).

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 1-3, 2-5, 3-6, 6-7, 9-8, 12-10 (descanso); 14-14, 17-17, 19-21, 20-23, 22-25, y 26-27.

ÁRBITROS: Escoda Pérez y Sánchez Bordetas. Excluyeron por los locales a Víctor Alonso y Leo Almeida. Por los visitantes a Diego Muñiz y Dimitrievski.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada número 17 de la Liga ASOBAL de balonmano, disputado en el Pabellón Municipal “Alcalde Miguel Salas” de Puente Genil (Córdoba) ante unos 450 espectadores.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación