Remontada del Pozoblanco para certificar su permanencia

4 de abril de 2021 | 3ª División | Enrique Serrano

El conjunto que dirige Emilio Fajardo remonta un 0-2 al Córdoba B, gana 3-2, y deja a los blanquiverdes sin la tercera plaza de la clasificación

La épica, la historia y el fútbol de verdad se han unido en la mañana del Domingo de Resurrección para dejar ya salvado al C.D. Pozoblanco. Y como toda moneda tiene dos caras, la amarga en este caso fue para el filial cordobesista. Sabedor de la victoria del Puente Genil, los blanquiverdes necesitaban imperiosamente la victoria para luchar en la segunda fase por el ascenso a la Segunda División RFEF. En su mano la tuvieron hasta el minuto setenta y tres. Salieron mejor posicionados en el campo, aprovechando el error defensivo de los locales a la salida de un córner, anotando por mediación de Marín en el que sería el único remate a puerta de los visitantes en la primera mitad.

Noqueado por el tanto inicial, los de Fajardo –que acudían al partido con innumerables bajas- poco a poco, a fuerza de corazón, cercaron la meta visitante. El meta Javi Romero realizó dos paradas antológicas, primero a cabezazo de Zara y luego, con los pies, tras remate también del delantero blanco. Luego sería el poste el que rechazó un remate del juvenil Miguel Sánchez. La tónica de los últimos partidos se repetía: el CD Pozoblanco remataba sin acierto y un error defensivo le costaba la derrota.

Con estas ocasiones en la retina de los numerosos espectadores que poblablan las gradas del mítico Polideportivo Municipal, se llegó al descanso. Y en otro error defensivo, el balón terminaría siendo impulsado a su propia portería por Rafa Manosalva, que por otra parte sea dicho, es el mejor defensa de la categoría. Ea, pues ya está, el partido está acabado, pensaban algunos que no conocían de lo que es capaz el C.D. Pozoblanco. Un equipo con toda la historia a sus espaldas, con el empuje de generaciones de hombres y mujeres que lo sintieron siempre como el equipo del pueblo. Por supuesto, con un grupo de jugadores encabezados por el mejor técnico de los últimos veinticinco años, que no se rindieron. Destaquemos a uno de ellos, uno que no ha disputado un partido completo en toda la temporada, que se sitúa decimonoveno en la clasificación de minutos jugados: Alvaro Morillo, Mori. Su fe movió montañas. Suyo fue, tras una gran combinación con Cancelo, el primer tanto pozoalbense. Disparo cruzado, raso, imposible para Romero. Tres minutos después, el propio Mori hizo algo impensable hoy día: lanzó un corner bien. La cabeza de Zara, en el primer palo, se encargó del resto. El delirio en las gradas. Los jugadores del B habían sido invitados, sin darse cuenta, a la mítica del Polideportivo Municipal. A partir de ahí, jamás vi un partido tan roto. Quince minutos de emociones, de descontrol. Una oda al fútbol de ataque, sin tácticas ni tonterías, por parte de ambos equipos.Sobra decir que Zara tuvo en sus botas el gol de la victoria, pero falló en boca de gol, que Dela se agigantaba en la portería, que el defensa Ariza –del filial- se multiplicaba en defensa… 

El empate no le valía a ninguno de los dos equipos. Hasta que llegó el minuto noventa y uno. El meta visitante Romero subió a rematar un córner. El balón pasó por una nube de piernas. Ningún delantero blanquiverde atinaba con él. Pero un defensor blanco lanzó un pelotazo. Un bendito pelotazo para Brian, que agazapado en su propio campo, cogió el balón. Y como en aquellas series de dibujos animados japoneses, su carrera hacia la desguarnecida meta contraria, se hizo eterna. Brian avanzaba perseguido por un defensa. Fueron siete segundos que realmente fueron un mundo. Como no podía ser de otra manera, Brian dio un pase a la red. La victoria se consumó, el césped se llenó de jugadores y cuerpo técnico corriendo de un lado para otro como si no hubiera un mañana. Tras casi cinco minutos de celebraciones, el Córdoba B quiso truncar el sueño con un disparo desde el punto de penalti. Entonces, una vez más, Dela salvó el partido cuando los espectadores pensaban que el balón entraba. Hubiera sido un empate inservible para ambos. Ahora toca, para los dos equipos, una segunda fase en la que pueden pelear aún por entrar en la 2ª RFEF.

C.D. Pozoblanco 3-2 Córdoba B
3 - C.D. Pozoblanco
: Dela; Cancelo (Márquez, 88'), Luis Fraiz (Troyano, 57'), Ariza, Rafa, Joel, Carlos Moreno (Brian, 57'), León (Valentín, 68'), David Martín, Miguel Sánchez (Mori, 68') y Zara.
2 - Córdoba B: Javi Romero; Núñez, Sánchez, Diego Domínguez (Juan Ignacio, 88'),  Moyano, Marcelo, Luismi, Guti, Puga (Diego García, 78'), Álex Marín (Del Río, 88') y Meléndez.
Goles: 0-1 (13') Álex Marín. 0-2 (52') Rafa Manosalva, en propia puerta. 1-2 (73') Mori. 2-2 (76') Zara. 3-2 (92') Brian.
Árbitro: Salinero González (Sevilla). Amonestó a los locales Manosalva, Valentín, Zara y David Martín; y a los visitantes Meléndez, Javi Romero y Guti. Expulsó pro doble amonestación al local Joel Armengol (89').
Incidencias: Partido correspondiente a la 22ª jornada de liga, última de la primera fase en el Grupo 10B de Tercera División disputado en el Polideportivo municipal ante 600 espectadores.