Fuga de juveniles

27 de junio de 2019 | 3ª División | Redacción

Varios futbolistas blanquiverdes que terminaban su etapa juvenil o entraban en su último año, buscan acomodo fuera dada la inestabilidad constante en la actualidad cordobesista.

Llega el final de temporada y como es de costumbre, empiezan los tiempos de entradas y salidas en todos los equipos. Y la cantera blanquiverde nunca falla por esta época, sobre todo en cuanto a bajas se refiere. Este año, mención especial merecen los juveniles, ya que empieza a ser llamativo la salida de tantos futbolistas, sobre todo cuando más de uno es aprovechable para el futuro.

La nefasta gestión del Córdoba CF, ha propiciado una de las peores temporadas en la historia blanquiverde en cuanto a resultados. Los constantes problemas desde verano con los que ha tenido que convivir primera plantilla, ha trastocado los planes del filial y el primer juvenil, cuyos técnicos han tenido que lidiar de la mejor manera posible. Todo ello, ha influido en que se hacía difícil pasar más de un mes sin problemas y, sobre todo, dificultaba centrarse en lo futbolístico, cuando debería ser lo primero tanto para técnicos como para jugadores.

Todo ello ha propiciado la situación actual, en la que se antoja difícil pensar en la continuidad de unos chavales, a los que ha tardado en comunicársele la situación e intención del club con cada uno de ellos. Hace apenas un mes, se hizo oficial la marcha del juvenil Abraham al Villarreal CF. Joven defensa, con varias temporadas en la cantera blanquiverde, que ha llegado a jugar varias veces con el filial pese a ser aún juvenil de segundo año. Y, lo peor, es que se va sin dejar cantidad alguna en las arcas del club.

Pese a la renovación de Antonio Moyano, con el que se espera contar incluso en el primer equipo la próxima temporada, numerosos jugadores han salido en los últimos días. Álvaro Jiménez, seguido por clubes punteros en los últimos años, se marcha al CE Santanyi, filial del Atlético Baleares, con el que competirá en Tercera División. Atacante, de la provincia de Jaén (al igual que Abraham), que ha dado grandes resultados en sus temporadas de blanquiverde, pero que marcha debido a la situación actual del club.

Pero más daño aún harán las salidas de Amaya y Vargas, dirección Extremadura. Se trata de dos futbolistas con una proyección interesante, ya que todavía les queda un año más de juvenil, que disfrutarán en tierras extremeñas. Seguramente haya influido Luis Oliver hijo en la decisión, teniendo en cuenta que él y su equipo de trabajo ya lo firmaron para el Córdoba CF el pasado verano. También han pescado en más juveniles. Concretamente, Bermúdez, que termina su etapa juvenil y recalará en el filial extremeño, cuyo entrenador será Marrero. Así, el extremo volverá a casa tras aterrizar en la ciudad califal el pasado verano, también de la mano de Luis Oliver hijo.

Por último, Alejandro Maqueda ha firmado en el Coria para jugar en Tercera División. Será rival del filial cordobesista, lo que será su vuelta a tierras sevillanas. Esta baja tiene algo más de sentido, teniendo en cuenta que el guardameta puede ver su progresión truncada con la continuidad de Llamas en la portería del filial.

Veremos si hay alguna salida más, aunque esperemos que desde la dirección deportiva trabajen y corten la operación salida, sobre todo si se trata de jugadores interesantes para el futuro blanquiverde. También queda por confirmar la llegada de Diego Delgado al banquillo del Córdoba “B”, así como la formación de dicha plantilla, la que parece que tendrá un lavado de imagen bastante a fondo.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación