Triunfo para la historia del Córdoba CF en la final de la Copa RFEF

23 de noviembre de 2021 | 2ª RFEF | Diego Arellano

El conjunto blanquiverde se impone al Guijuelo (1-0) con un gol de Javi Flores y se hace con el Trofeo de campeón en su estadio y delante de una afición entregada y volcada con su equipo

Merecido, muy merecido, el Córdoba CF derrotó al Guijuelo (1-0) en la final de la Copa RFEF y se proclamó campeón conquistando su quinto título en su historia, primero en una final a partido único. Además, el conjunto blanquiverde, coincidencia o no, anotó el tanto del triunfo tal y como refleja la RFEF en el minuto 54, año de la fundación del club. Y coincidencia o no, el gol de la victoria lo rubricó el cordobés Javi Flores, que hacía su primer tanto esta temporada.

De inicio, el técnico blanquiverde apostó por un once inicial con varias sorpresas. Colocó como pareja de centrales a Bernardo Cruz junto a Ricardo Visus, que cuajaron un enorme partido; y dio las riendas del equipo en la sala de máquinas a Julio Iglesias junto a Viedma, que también brillaron. Puga, Omar Perdomo o Casas en el once inicial, sobre todo Puga al jugar como lateral derecho, también entraron en los planes iniciales del preparador cordobesista que tuvo que prescindir de Miguel de las Cuevas por unos problemas físicos de última hora y quedó fuera de la convocatoria.

En medio de un ambiente de los mejores días del Córdoba, que finalmente lo fue, el conjunto blanquiverde tuvo una puesta en escena habitual, de ir en busca del rival desde el pitido inicial. Tensión, intensidad, dominio, atrevimiento y verticalidad. Cierto que cuando llegaba a la frontal del área chacinera se apagaban un poco las ideas, sobre todo al encontrarse en frente a un equipo muy replegado y ordenado que cerraba casi todas las vías de penetración cordobesista. Pese a ello, el Córdoba comenzó a percutir por los costados, Simo y Ekaitz lo hacían por la izquierda; y Puga, que encontró una autopista por la derecha, entraba continuamente prácticamente hasta la línea de fondo. Germán Crespo tenía estudiado al rival y optó por Carlos Puga en el lateral precisamente para eso. Acertó de pleno.

Julio Iglesias, en dos jugadas que se iniciaron por el costado izquierdo, dispuso de dos buenas ocasiones, aunque sin buena finalización y una buena intervención del dominicano Johan en la segunda de ellas. Instantes después el cetnrocampista blanquiverde tuvo que abandonar el campo con un fuerte golpe y entró en su sustitución Javi Flores. El Guijuelo en esos minutos aprovechó para mandar por momentos e incluso tuvo un primer acercamiento que no aprovechó ante Felipe Ramos. Se repuso con rapidez el Córdoba y Puga llegó una vez más al área para mandar un durísimo disparo a cesión de Luismi que se marchó fuera muy ajustado. Los minutos pasaban y el Córdoba, aunque percutía, no acertaba de pleno. Casas, Simo e incluso Omar Perdomo, aglutinaban peligro, pero sin conectar el disparo que de verdad encauzara el duelo.

Germán Crespo, en el descanso, buscó mayor mordiente en ataque y dio entrada en el equipo a Willy y Adrián Fuentes, dejando en vestuarios a Omar Perdomo y Luismi. El Córdoba arrancó el segundo acto con una verticalidad tremenda y Javi Flores pudo inaugurar el marcador en los compases iniciales, pero su disparo se marchó fuera muy ajustado al poste. El técnico ordenó por momentos jugar con un 4-4-2, con Willy por detrás de Casas en la punta de ataque. La jugada le salió al preparador cordobesista. Willy filtró un pase hacia el costado izquierdo que capturó Ekaitz Jiménez que centró al corazón del área para que cabeceara un dinámico Javi Flores. El propio Javi Flores cazó el rechazo del meta Johan y mandó el balón al fondo de la red. Como erea de esperar, jjúbilo en la grada y felicidad en el conjunto cordobesista que veía más cerca el sueño de conquistar la Copa.

El Guijuelo, con el marcador en contra se vio obligado a dar un paso adelante para tratar de buscar rapidamente la igualada, pero nada más lejos de la realidad. El Córdoba ya sabía lo que tenía que hacer. La defensa chacinera ya hizo aguas al adelantar líneas y los blanquiverdes buscaban continuamente los espacios a las espaldas de los defensores visitantes. Pero el Córdoba, a pesar de las ocasiones que sobre todo gozaron Casas y Willy, no cerró el partido y esto llevó a cierta intranquilidad. Y la tuvo el equipo salmantino, pero Caramelo tras deshacerse de Bernardo, no acertó en su disparo. Ya no concedió más el Córdoba. Germán reaccionó además dando entrada a Cristian Delgado y José Ruiz y los minutos, aunque eternos, pasaron para que jugadores y aficionados cordobesistas explotaran de júbilo con el pitido final. 

Córdoba CF 1-0 Guijuelo
1 - Córdoba CF
: Felipe Ramos; Carlos Puga (José Ruiz, 85'), Ricardo Visus, Bernardo, Ekaitz Jiménez, Viedma (Christian Delgado, 81'), Julio Iglesias (Javi Flores, 23'), Omar Perdomo (Willy, 46'), Luismi (Adrián Fuentes, 46'), Simo y Casas.
0 - Guijuelo: Johan; Davo, Pica, Trapero, Piojo, Peli (Adrián, 62'), Carlos Rubén, Alvarito (Álex, 62'), Cristóbal, Caramelo y Giráldez (Toti, 64').
Gol: 1-0 (54') Javi Flores.
Árbitro: Irurtzun Artola (comité navarro). Amonestó al local Christian Delgado; y a los visitantes Peli, Piojo y Davo.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la final de la Copa RFEF disputado en El Arcángel ante unos 15.000 espectadores.


Galería