Hipotecas

Los líderes empiezan a destacarse

5 de marzo de 2017 | 2ª Andaluza Gr. II | Rafa Cobos

El Calabrés se aprovecha de los empates de los rivales, mientras que Belmezano se estrenó con una goleada

La segunda jornada de la Copa Diputación ha servido para que los líderes comiencen a destacarse: el Calabrés, en el Grupo I con cuatro puntos, y el Belmezano, en el Grupo II con tres puntos. El primero está sabiendo aprovechar los empates de los rivales, mientras que el segundo se estrenó por todo lo alto en la competición al golear 4-0 al Villanueva del Duque, y asciende así a lo más alto de la tabla gracias al empate de la primera jornada entre Villanueva del Duque y Belalcázar.

En el Grupo I, destacaba el derbi de Pozoblanco entre Pozoblanco y Peña Los Leones de Pozoblanco, que acabó 0-0. Eusebio Calera señaló que se trata de un “justo empate” ya que “aunque ellos hayan tenido más ocasiones, las nuestras han sido un poco más claras”. Además de todo lo que conlleva un derbi, la semana para los jugadores de la Peña “ha sido muy complicada por el fallecimiento de un socio del club, una persona que nos acompañaba a todos los partidos”, por lo que han sido “entrenamientos muy duros a nivel anímico”. Así pues, “es un punto que nos sabe a gloria”, sentenció.

Con respecto al otro partido, el que protagonizaron Mojino y Calabrés y que también acabó 0-0, Ángel Manzanares comentó que el empate “para mi es justo”, puesto que “cuando dos equipos salen a no perder, ya se sabe”. A su modo de vez, fue “un buen arbitraje en un partido muy físico” y quiso resaltar que “no encajar goles en los dos primeros partidos es muy positivo”. Para terminar, señaló que “el equipo tiene pocas fisuras”, pero “hoy nos ha faltado imaginación para penetrar en su área”.

Por su parte, Manuel Belvís dijo que “me voy un poco decepcionado por no aprovechar las ocasiones que tuvimos: dos disparos al palo, dos ocasiones más de gol, un penalti que tiramos dos veces…”. De acuerdo a lo comentado por el entrenador del Mojino, “hemos tenido el partido para ganarlo bien, con posesión y más ocasiones”, pero “ellos se cierran y se defienden muy bien”. Por último, quiso expresar una queja, no por el árbitro, sino por “la cantidad de faltas del equipo rival, con 26 en la segunda parte. Eso es no querer jugar al fútbol”.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación