El Montilla llega con opciones de ascenso al capítulo final

29 de abril de 2019 | 1ª Andaluza | Francisco J. García

Tras conseguir la victoria frente al Villa del Rio

Villa del Río 0 Montilla C. F. 1

Villa del Río- Mathius, Molleja, Soto, Germán, Rafa Llamas, Cris, Juampe, Enrique, Agudo, Dani Frías y Edu. También jugaron: Johny, Javi Cobos, Madueño y Kiki.

Montilla- Luisja, Antonio Luque, Carmona, Caballero, Rafa Castillo, Robles, Onieva, Soto, Carlos, Jorge y Maleno. También jugaron: Joseda, Pedraza, Óscar y Javi Mesa.

Árbitro- Manuel Alcaraz Rodríguez. Estuvo auxiliado en las bandas por Rodríguez Moreno y Roa Jiménez. Mostró tarjetas amarillas al local Germán y a los visitantes Caballero, Luisja y Joseda. Expulsó a los locales Edu (min. 87), por doble tarjeta amarilla y con tarjeta roja directa, una vez terminado el partido, a Madueño.

Gol- 0-1 (min. 13) Onieva.

Incidencias- Partido correspondiente a la 29ª jornada liguera de la Primera Andaluza Senior cordobesa. Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en el Estadio Municipal de Marmolejo, escenario del choque, por clausura federativa del terreno de juego villarrense.

El Montilla mantiene vivas sus opciones de hacerse con el título liguero y el consiguiente ascenso a División de Honor, tras imponerse por la mínima al Villa del Río. Ganó quien más lo necesitaba y quien supo aprovechar una de las escasas ocasiones de gol que deparó el partido. Fue un encuentro muy físico, de mucho contacto y jugado a gran intensidad, pero con una ausencia muy llamativa, el fútbol.

Y es que ninguno de los dos contendientes optó por echar el balón al suelo y buscar un juego de toque. El pase en largo y el fútbol directo era la opción preferida. Y más tras el tempranero gol del visitante Onieva, que tras una muy buena jugada en ataque de su equipo, supo rematar junto a la base del poste y batir a Mathius.

Con anterioridad su compañero Carmona tuvo una oportunidad muy clara, cuando remató fuera un balón que se encontró en el área. Y es que a los villarrenses les costó entrar en el partido. Con una defensa titular, inédita en la presente temporada, a los rojillos les costaba sacar la pelota jugada. La baja de Antolín, sancionado por acumulación de amonestaciones y la efectiva presión de los montillanos también tenía mucho que ver.

Los minutos pasaban sin apenas protagonismo en ambas áreas, ya que el juego se desarrollaba en medio campo donde había una lucha sin cuartel, donde ninguno de los dos equipos intentaba dar opción alguna a su oponente.

El primer remate a puerta de los locales, en este periodo llegaría pasada la media hora de juego y obligaría a Luisja a despejar a corner un remate de Juampe, desde la frontal que buscaba la escuadra.

Tras el descanso, los locales mejoran con la entrada de Javi Cobos, Johny y Madueño, pero el Montilla sigue muy firme en defensa, aportando mucho músculo, trabajo y corpulencia y evitando complicarse la vida. Además las noticias que llegaban desde Priego de Córdoba certificaban la momentánea derrota del líder Ciudad Jardín, lo que suponía una inyección de moral en la autoestima vinícola.

El paso de los minutos y la elevada temperatura ambiental, termina por pasar factura. El cansancio aparece y origina algún que otro despiste que ocasiona alguna clara oportunidad para haber marcado. Así, el visitante Joseda cabeceó fuera un balón servido desde la esquina y que se tragó la defensa villarrense. Unos minutos más tarde, sería Mathius quien intervendría con acierto, tras lanzamiento de Carmona desde la frontal.

A los locales les costaba llegar al área contraria ya que la defensa visitante, siguiendo las órdenes de su técnico, se mantuvo fija, formando una clara línea de cuatro, en su propio medio campo. Había que asegurar tan preciado botín y la mejor opción era apelar a la contundencia y a la practicidad.

Aún así, tuvieron algún susto, como en el remate de cabeza de Rafa Llamas a saque de falta de Cris, que se fue por encima del larguero.

Con el final del partido merodeando por el horizonte, el partido estuvo lleno de interrupciones, entre las entradas de las asistencias para atender a los jugadores y varios piques dialécticos entre jugadores de uno y otro equipo, los minutos pasaron sin que apenas hubiera juego real.

La expulsión de Edu, a tres minutos del final, acabó con las remotas opciones de los locales de haber propiciado un cambio el marcador. Tres minutos de alargue, decretó Alcaraz Rodríguez, un descuento que pareció demasiado corto vistas las numerosas interrupciones que hubo en el segundo periodo. Esta decisión, encrespó a los locales, que vieron como tras el pitido final, uno de sus integrantes, Jesús Madueño, sería expulsado por sus reclamaciones al colegiado.

En resumen, el Montilla se llevó el botín que vino a buscar y ahora se lo jugará todo en la jornada final. Por su parte el Villa del Río, con los deberes hechos, intentó plantar cara a su rival, en el primer partido de su obligado destierro federativo.

En jornada adelantada, al próximo fin de semana, el miércoles día 1 de mayo, el Villa del Río C.F. cerrará su participación en el presente campeonato liguero, desplazándose hasta Puente Genil, donde en el Estadio Manuel Polinario “Poli” deberá enfrentarse al Salerm Cosmetics B.



Comentarios

No existen comentarios para esta publicación